Un poema para mi madre

Mi madre

Que con el toque mágico de sus manos

Cura el miedo, el malestar

Espanta los fantasmas de mi mente y de mi alma

Mi madre

Que con el toque mágico de sus manos

Me da fuerza, voluntad, confianza

Trae la luz y la tenacidad hacia mi mente y mi alma, me da la fuerza para seguir adelante, nunca rindiéndome y siempre luchando

Mi madre

Que con su piel blanca y un poco arrugada

Me cuida como si fuera su tesoro más preciado

Prefiere tenerme que tener oro, diamantes, dinero… yo valgo más

Mi madre

Que con sus dedos

Me enseñó a escribir, a contar, a leer

A escribir poemas llenos de amor y emoción, a contar mis bendiciones, a leer palabra mágicas y gentiles

Mi madre

Que con su boca

Me enseñó a hablar, a preguntar, a gritar

A hablar y no quedarme callada cuando algo es injusto, a preguntar por qué pasan las cosas y no quedarme con la duda, a gritar hacia la nada y por los siete vientos y sacar todas las emociones embotelladas

Mi madre

Que con su corazón

Me enseñó a amar sin límites, sin peros, sin preguntas

A entregar todo mi corazón al mundo

Le escribo esto a mi madre para decirle qué tan agradecida estoy de que sea mi madre, mi maestra, mi mejor amiga.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s